Noticias

Home/Investigación/Estados Unidos aprueba el uso de Edaravone en pacientes con ELA

Estados Unidos aprueba el uso de Edaravone en pacientes con ELA

La Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) acaba de aprobar un nuevo fármaco que en determinados pacientes con ELA y, sobre todo, con escasa evolución de la enfermedad, retrasa el avance de los síntomas. Su nombre es Radicava, aunque es más conocido como Edaravone, y lo comercializa la farmacéutica japonesa Mitsubishi Tanabe Pharma.

Ante este avance farmacológico, desde adEla hemos contactado con diversos profesionales del mundo sanitario. Todos coinciden en afirmar que se trata de un avance en el tratamiento contra la ELA, si bien aún no hay resultados valorables. Su venta está aprobada en Japón y, ahora, en Estados Unidos pero no hay fecha prevista para que podamos encontrarlo en Europa.

El Radicava llega al mercado farmacéutico estadounidense como un medicamento que se administra por vía intravenosa. En un ciclo inicial el tratamiento se infunde durante 14 días consecutivos, seguido de un período de dos semanas libre de fármacos. Se prevé que los pacientes americanos puedan tener acceso a este medicamento a partir del mes de agosto y siempre bajo la prescripción médica de un profesional de la salud de ese país.

Originalmente, Japón aprobó el uso de Edaravone para tratar los accidentes cerebrovasculares y no fue hasta el 2015 cuando se autorizó su administración en personas con ELA.

Durante todos esos años, diversos equipos de investigación japoneses llevaron a cabo varios ensayos clínicos que trataban de demostrar su eficacia en el tratamiento de la Esclerosis Lateral Amiotrófica. Hasta que en 2015 un estudio Fase III comparado con placebo en 137 personas con ELA ofreció unos resultados que permitieron al Edaravone recibir la autorización de comercialización exclusivamente en Japón. En la semana 24, los pacientes que recibieron este medicamento disminuyeron menos en una evaluación clínica del funcionamiento diario en comparación con los que recibieron placebo.

Las reacciones adversas más comunes que presentaron los participantes de este ensayo fueron hematomas y trastornos de la marcha, aunque su administración está asociada con otros efectos secundarios que requieren atención médica inmediata como urticaria, hinchazón o falta de aire y reacciones alérgicas al bisulfito de sodio (uno de los componentes de este medicamento).

En la actualidad se encuentra en marcha un estudio con una formulación oral en población europea (Treeway TW001).

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet