Noticias

Home/Voluntarios/Visitas al Museo Guggenheim de Bilbao y al Alcázar de Toledo (Adriana Guevara y Rocío López Trejo)

Visitas al Museo Guggenheim de Bilbao y al Alcázar de Toledo (Adriana Guevara y Rocío López Trejo)

El pasado 5 de octubre, se celebró el día mundial del voluntariado de Telefónica, y como viene siendo habitual en los últimos años un nutrido grupo de voluntarios ha colaborado con la Asociación ADELA, en la visita cultural que se realizó en Toledo y Bilbao.

En esta ocasión las actividades desarrolladas por ADELA y la Fundación Telefónica han sido en dos ciudades distintas:

Captura de pantalla 2015-02-13 a las 11.10.24La primera de ellas se realizó en Bilbao, con la visita al Museo Guggenheim donde las 34 personas que asistieron disfrutaron de este museo único por su arquitectura y visión actual de la pintura y escultura.

Luego se desplazaron nuestros enfermos y voluntarios a una comida donde hubo la oportunidad de que nuestros pudieran compartir experiencias con acompañantes y voluntarios.

Esta visita fue organizada por la Asociación ADELA y la Asociación de ELA de Bilbao bajo la coordinación de Pedro Menoyo, vicepresidente de la asociación.

Adriana Guevara de Bonis
Presidenta ADELA

VISITA A TOLEDO

Aquel singular programa de la TV de los ochenta llamado “La Bola de Cristal” marcó toda una generación de niños y adolescentes… La mía. Y hoy traigo uno de sus famosos lemas porque lo que quiero contaros se resume  en eso: Solo no puedo, con amigos sí. 

Captura de pantalla 2015-02-13 a las 11.10.31El viernes 5 de octubre nos fuimos de excursión a Toledo. Disfrutamos de un día precioso, enfermos y voluntarios, en la bella e histórica capital castellana. Hubo paseos, visitas turísticas, comida con excelentes vistas, entrevistas y hasta un tour guiado por los alrededores de la 
ciudad ¡escoltados por la policía!. Éramos como famosos por un día. Pero lo importante fue lo que cada uno vivió por dentro y lo que compartimos, la energía tan bonita que se generó y el recuerdo que nos dejó.

Se trataba del Día Internacional del Voluntario en Telefónica y se hacían cientos de actividades en unos 24 países del mundo. Actividades en relación con el medio ambiente o con colectivos desfavorecidos. ¿Qué significa todo esto? Poner toda la capacidad de una gran empresa presente en medio mundo al servicio de la sociedad. Un gran despliegue de medios y, sobre todo, de personas. Empleados que, por un día, pueden acercarse a otras realidades para hacer pasar a otras personas un rato estupendo. Y, más allá, tal vez, descubrir que quieren seguir aportando su tiempo, sus habilidades y sus energías para que la realidad de estas personas, como los enfermos de ELA, sea más llevadera. 

Captura de pantalla 2015-02-13 a las 11.10.38En nuestra excursión a Toledo, se produjo, como siempre, un maravilloso intercambio: porque no pensemos que son los enfermos quienes se llevan la mejor parte. Es cierto que pueden realizar actividades de ocio que cotidianamente resultarían muy difíciles para ellos, y pueden pasar un buen rato. Pero lo que ellos aportan al grupo es inestimable. Se dan al cien por cien, comparten sus experiencias, su historia, su presente, nos regalan la mejor de sus sonrisas, sus ánimos, pese al cansancio o el calor. Y nos dejan esa huella imborrable, y tocan esa fibra sensible, esa voz, a menudo dormida, que despierta y dice: “Vive, comparte, sal de tus preocupaciones cotidianas. El mundo es mucho más que todo eso. Hay gente que necesita tanto de ti, de tu simple ESTAR. Y tú los necesitas tanto, al mismo tiempo…”

Por eso, a la vuelta, una vez integrados de nuevo en nuestros trabajos, la mayoría de los compañeros que vinieron conmigo coinciden en manifestar que se recibe mucho más de lo que se da y quieren mostrar su agradecimiento a cada uno de los enfermos: Dolores, Arturo, Carmen, Pepe, Valentina, Gloria y Jesús, Francisca y José Luís. Se sienten afortunados de haber vivido esa experiencia y, casi seguro, que esta se convierte en la primera de una estable colaboración con ADELA. 

Y volvemos al principio, porque todo esto es posible si nos unimos, si desde las empresas y desde cada estamento, recuperamos el concepto de comunidad, de servicio, de compartir. Porque… solo no puedo… con amigos, sí. 

Rocío López Trejo 
Voluntaria de Telefónica y ADELA

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment


*