Noticias

Home/Investigación/La disfagia es un síntoma habitual en los pacientes con ELA

La disfagia es un síntoma habitual en los pacientes con ELA

La doctora del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitari de Bellvitge, María Nuria Virgili Casas, destaca que hasta el 80% de afectados por la ELA presenta problemas de disfagia, es decir, dificultades para tragar.

La negación de una posible progresión de la enfermedad y la adaptación progresiva a los síntomas de afectación bulbar provocan que, en muchas ocasiones, este trastorno  se infravalore a pesar de su importancia para la salud.

“La aparición de síntomas clínicos de disfagia, pérdida de peso e insuficiencia respiratoria deben ser controlados desde el diagnóstico de la enfermedad para establecer un tratamiento nutricional y así poder influir positivamente en la supervivencia del paciente”, ha detallado.

La disfagia necesita ser identificada y tratada de una manera precoz y también debe ser evaluada regularmente para evitar complicaciones. De esta forma, queda garantizada una terapia adecuada a través del soporte de alimentación oral (modificando las texturas de las elaboraciones y realizando maniobras compensatorias para facilitar la deglución) con el fin de evitar la desnutrición y el paso de la comida a la vía respiratoria.

«La evaluación nutricional en los pacientes afectados de ELA debe ser contemplada desde la visita inicial, así como en cada consulta de seguimiento para detectar precozmente una posible pérdida de peso involuntaria. De esta manera, se pueden instaurar medidas de suplementación nutricional, adaptación de las texturas o la colocación precoz de una gastrostomía para compensar el gasto calórico aumentado por el estado de hipermetabolismo y/o las dificultades en la deglución que pueden presentar estos pacientes”, añadió Virgili Casas.

La evidencia científica ha puesto en relieve que más de la mitad de los pacientes con disfagia (51%) sufren desnutrición. Un aspecto en el que, tal y como asegura la experta, la innovación se centra en el uso de suplementos nutricionales espesados y de espesantes basados en gomas amilasa resistentes. El resultado que se obtiene con este tipo de espesantes es mucho mejor que aquellos que están basados en almidón, ya que mantienen la consistencia en el tiempo y no incrementan los residuos orofaríngeos.

Publicado por