La IA identifica nuevos objetivos genéticos de la ELA