Eroski con las familias afectadas por enfermedades neurodegenerativas